viernes, 18 de agosto de 2017

VALERIAN Y LA CIUDAD DE LOS MIL PLANETAS

De todos es conocida la famosa saga de Star Wars pero lo que muchos igual no saben es que parte de la inspiración para darle forma vino del comic europeo Valerian: Agente espacio temporal de Pierre Christin y Jean-Claude Mézières. Como soy previsor cuando se estaba rodando esta película me ví por las bibliotecas dicha serie de comics y la probé para darle una oportunidad. Si no os suena mi reseña es porque no la hubo, ya que fue una lectura descartada porque el universo de ciencia-ficción que me planteaban se me hacía muy pesado. En mi defensa he de admitir que tampoco soy un fan acérrimo de la saga de Star Wars (la "hija bastarda" de dicho comic) aunque como mínimo si se me hace más disfrutable (con sus pros y sus contras) pero tenía curiosidad por comparar dicha supuesta "inspiración" (la cual resulta evidente) pese a que enseguida me ví desconectado de la historia por lo que al final la descarté.

Si los antecedentes no eran buenos en mi caso, ¿para qué la he visto? Principalmente es porque el nivel visual de dichos comics fue el que George Lucas recreó con los medios de los que disponía hace cuatro décadas (hablo del film inicial de 1977), por lo que los grandes avances que se han hecho en el campo de los efectos especiales hasta hoy en día me permitian pensar que como mínimo su aspecto visual lograría ser espectacular, en lo cual incluso puedo admitir que me he quedado corto porque esta cinta de Luc Besson es apoteósico para los ojos. El problema es que es bonito por fuera pero vacio por dentro.

sábado, 5 de agosto de 2017

ATÓMICA

Basada en una novela gráfica que aún no he leido (La ciudad más fría de Antony Johnston y Sam Hart) tenemos con esta Atómica una cinta realizada para mayor gloria de su protagonista principal, una Charlize Theron que desde que nos descubrió que puede ser toda una aguerrida heroina en el género de acción en la recomendable Mad Max: Furia en la carretera ha probado suerte luego como villana en la más reciente entrega de la saga Fast and furious, siguiendo esa misma tónica en la película aqui reseñada. Tengo que admitir que esos títulos hechos tan solo alrededor de su figura principal para el simple lucimiento del actor de turno los suelo ver con reservas, y aunque aqui la protagonista sea una de las actrices más sensuales del Hollywood actual, acudí a verla con la idea de encontrarme con algo más que solo el disfrute visual de la hermosa Charlize Theron, objetivo que cumplí a medias.

Sin conocer ese comic en el cual se basa (por lo que ignoro la fidelidad como adaptación que tiene del mismo) sin lugar a dudas si que tengo que admitir que como película esta Atómica es muy entretenida ya que se podría definir como una mezcla entre el cine de espias clásico y esa nueva vertiente con un tono de acción más "realista" en la línea de la saga de Jason Bourne (aunque si mucho me apuras también tiene algo de Bond ya que a nivel femenino la heroina de esta historia no tiene nada que envidiarle al famoso 007, incluso en las dotes de seducción) Con un acertado reparto en el que también vemos a otros actores tan remarcables como son James McAvoy, Toby Jones o John Goodman (todos bien aunque destacando a mi gusto los dos últimos) o en el que también aparece una Sofia Boutella sin las capas de maquillaje que lució tanto en Star Trek: Más Allá o la reciente nueva versión de La Momia, el mayor problema de Atómica (Atomic Blonde) creo que radica en una historia que complica demasiado algo que tampoco hacía falta liar tanto, hasta el punto de que hay que estar bien pendiente de la pantalla, sobretodo en su tramo final, para no perderse en una maraña en la que no todos son lo que aparentan ser, llevando el contraespionaje hasta sus últimas consecuencias.

miércoles, 26 de julio de 2017

ADIÓS A FLO STEINBERG


Si hace unos días Stan Lee se enfrentaba a la durísima pérdida de su esposa Joan (en buena medida la "artífice" de que el mítico guionista llegase a poner la primera piedra del Universo Marvel en 1961, en un momento en que éste estaba a punto de abandonar la industria), ahora acabamos de perder otra figura femenina verdaderamente esencial para entender aquellos primeros años de Marvel Comics, y para colmo, también estrechamente relacionada con el célebre creador: me estoy refiriendo a  Florence "Flo" Steinberg, secretaria personal de Stan, cuando ambos eran los únicos asalariados a tiempo completo en una diminuta oficina, muchos años antes de que la modesta editorial se convirtiese en un auténtico emporio mundial del entretenimiento.

Por aquellos días, Steinberg (parte activa del Bullpen), colaboraba de cerca con figuras tales como Jack Kirby y Steve Ditko (además, claro está, del propio Stan), y se encargaba de responder personalmente -y de forma muy humorística- todas y cada una de las cartas que enviaban los fans a la compañía, así como de manejar la Merry Marvel Marching Society (el primer club de fans de Marvel). No en vano, se la considera la organizadora de las primeras oficinas de "La Casa de las Ideas".

En esos tiempos, Florence fue tan popular que incluso llegaría a aparecer de forma ficticia en algunos números de la compañía.

Algunos años después dejaría Marvel para emprender su carrera en solitario (se dice que no veía reconocido su trabajo y que incluso le negaban un aumento), yendo a asumir el rol de editora en la cabecera underground Big Apple Comix, una obra rompedora donde se mezclaban elementos del mundo real y fantásticos en historias de un contenido bastante próximo a lo erótico.

Sin embargo, en sus últimos años "Flo" regresaría a Marvel como supervisora, manteniendo intacta su gran reputación conseguida durante toda una carrera de esfuerzo y dedicación.


Falleció el 23 de julio de 2017, por complicaciones de un aneurisma cerebral y cáncer de pulmón metastásico. En una reciente declaración, Marvel la elogió diciendo: "...siempre ha sido el corazón de marvel, y una leyenda por derecho propio".

Por su trayectoria en general, y por su fabulosa contribución a la historia marvelita en particular, sin duda la echaremos de menos. Descanse en paz.

sábado, 22 de julio de 2017

SPIDER-MAN HOMECOMING

Aunque no esté al tanto de su continuidad actual en el universo Marvel (de los comics) siempre le guardaré un cariño especial a Spider-Man porque fue quien me volvió a enganchar en esto de los tebeos hace ya 15 años cuando quedé maravillado con la primera cinta de Sam Raimi. Tras ella vino una primera secuela en 2004 muy bien valorada (con un Doctor Octopus que me hizo revalorizar a un villano que no me había acabado de convencer nunca) y una segunda en 2007 que ya no tuvo un aplauso tan unánime (sobretodo por un Veneno metido con calzador) pero que sigue ostentando el ser la película del arácnido más taquillera a nivel mundial. Tocaba que las redes cambiarán de aires...

Cinco años después (en 2012) vino el primer reboot del personaje, que tuvo también una secuela (en 2014) Si en la trilogia inicial a cargo de Sam Raimi hubo sus aciertos y sus defectos (siendo en la tercera cinta donde eran más evidentes estos últimos) en las dos entregas que tuvo The Amazing Spider-Man no llegaron a las cifras esperadas aparte de reiterar en el origen del personaje (todo gran poder conlleva una gran responsabilidad) o intentar forzar un universo cinematográfico propio (esos Seis Siniestros que tenian que haber salido tras la segunda, pero cuyos pobres resultados lo frustró), aunque a cambio nos dejaron una Gwen Stacy dificil de superar a cargo de la actriz Emma Stone. Era el momento de que el arácnido volviera a renovarse...

martes, 18 de julio de 2017

TRANSFORMERS (5): EL ÚLTIMO CABALLERO

Para ser sincero, en su momento la primera película de Transformers me gustó, siendo uno de los mejores entretenimientos de un verano (el del 2007) cuyos supuestos taquillazos no me acabaron de convencer en cuanto a calidad (las terceras entregas de Spider-Man, Shrek y Piratas del Caribe respectivamente) Eso si, cuando llegó la primera secuela me pareció realmente agobiante, por lo que me propuse no volver a gastar ni un céntimo en semejante franquicia. Eso lo cumplí en la tercera (vista mediante "esos" medios que todos conocen) la cual se me hizo un poco más tolerable (que no mucho mejor)

Mi situación me propició que pudiera asistir al pase de la cuarta en el momento de su estreno, que supongo que me pilló con buen talante y me convenció más al ser una especie de comienzo de nueva trilogia, pero aún así continuaban presentes todos los excesos del cine de Bay. Llegados a este punto la quinta no tenía pinta de variar en mucho a lo precedente, y admito que tampoco merece la pena enriquecer más a esta franquicia, pero me llamó la atención que en su reparto estuviera Anthony Hopkins, por lo que de nuevo aproveché pase de prensa para ver "esto" (que más habría de tildarse como producto que como cine)

LA GUERRA DEL PLANETA DE LOS SIMIOS

Es poco usual que una tercera entrega de una saga consiga llegar a la misma altura que sus predecesoras, o incluso llegar a superarlas. De hecho son muchas las que estiradas debido a su rentabilidad han dado evidentes muestras de desgaste llegados a este punto. Si además de eso encima estamos hablando de un reboot de un título clásico de la ciencia-ficción que sería precuela del mismo, las posibilidades de que sea aceptable una tercera entrega son más bien escasas, porque de forma evidente la novedad brilla por su ausencia. Pero como en esta vida nada es 100% del todo fiable, tengo que admitir que La guerra del planeta de los simios es casi la mejor entrega de esta trilogia de reinicio que tuvo la popular saga desde el exito en 2011 de la inicial El origen del planeta de los simios que continuó tres años después con la posterior El amanecer del planeta de los simios, y que finaliza con la presente entrega (o al menos eso espero)

Esta película tiene dos evidentes guiños de idioma, que se hacen más claros en su versión original como la del pase al que asistí: primero de todo referencia al film Apocalypse Now en un graffiti que cambia por Ape (simio en inglés) el inicio del título de la película de Francis Ford Coppola, mientras que el otro sería que llamen de forma despectiva asnos (donkey en inglés) a los monos (monkey en inglés) que estan en el bando humano (ninguno de los dos se podrían considerar spoilers aunque ignoro como lo resolverá la versión doblada, en especial en el caso del segundo, aunque son solo detalles colaterales)

jueves, 6 de julio de 2017

CARS 3

Cuando al finalizar la película le dí una breve opinión sobre este film al compañero que tuve en este pase me contestó si acaso esperaba otra cosa de la tercera parte de una película sobre coches. ¿Otra cosa? Para ser sinceros hace tiempo hablar de Pixar era hablar de los dioses de la animación, aquellos que te podían hacer perfecto cualquier cosa que imaginaras, y encima con historias que eran del tono ingeniosas, sin recurrir (algo evidente en las secuelas) a las sensaciones transmitidas por los títulos previos. En su día admito que Cars me gustó bastante, pese a una historia tópica donde lo novedoso estaría en asistir a un esquema narrativo usual pero con coches como protagonistas. La cosa se torció en Cars 2, que fue para mi una decepción no por su apartado técnico (ahí volvieron a cumplir bien) sino por su absurdo homenaje a la saga Bond (otra que también tiene tópicos como para parar un tren) unido al hecho de darle más tiempo al personaje de Mate, la vetusta grua amiga del protagonista y que (seamos claros) es lo más irritante que ha habido desde el muy cansino Jar-Jar Binks de las precuelas de Star Wars.

miércoles, 5 de julio de 2017

BABY DRIVER

Edgard Wright estuvo a punto de ser el director de Ant-Man, pero los responsables debieron de pensar que era mucho riesgo, lo cual resulta extraño cuando uno ha visto una película como Baby Driver, que respira por todos sus poros todo aquello que uno le pide a un entretenimiento de verano. Supongo que el (relativo) temor estaría en que es un director muy personal, que al igual que por ejemplo Tarantino consigue dejar su huella en todo aquello que pasa por sus manos, siendo menos manejable que otros realizadores más rutinarios que no tienen problema para que la productora de rigor les dicte como han de proceder.

Esta Baby Driver, sin ser (ni pretenderlo) ninguna obra maestra, si se puede decir que es un magnífico musical repleto de altas dosis de acción (o a la inversa, no hay problema con ello) cuyo ritmo parece ser el de un continuo videoclip de 115 minutos en el que Edgard Wright ha montado la historia del film (una sencilla y funcional, pero muy bien retratada) al ritmo del muy extenso listado de canciones que van sonando en uno de los Ipad del joven protagonista (un muy acertado Ansel Elgort a quien se le ha visto en varias entregas de la saga Divergente o en la notable Bajo la misma estrella), que dispone de tantos que tiene para cada día de la semana o según su estado de ánimo.

miércoles, 21 de junio de 2017

WONDER WOMAN

El año que viene se cumplirá una década desde el inicio del universo cinemático de Marvel, el cual empezó con Iron Man en 2008 al que siguieron más de una decena de films que han convencido, en mayor o menor grado, a crítica y público. A dicho éxito no han sido ajenos los de la Distinguida Competencia y desde el pasado año comenzó el universo cinemático de su principal contrincante: DC. Las dos cintas que lo comenzaron fueron Batman v Superman y Escuadrón Suicida pero aunque más o menos admito que me convencieron (sin tampoco ser ninguna de las dos una maravilla), la crítica general las machacó, ganando la primera cuatro premios Razzie a lo peor de 2016 aunque logrando la segunda de forma sorprendente un Oscar por un detalle técnico de la misma: su maquillaje.

Aunque los dos personajes más famosos del universo DC (Superman y Batman) ya tengan a sus espaldas varias películas, el trio lo cierra Wonder Woman, la cual aún no había logrado un film para ella sola, siendo la serie de televisión de los setenta con Lynda Carter lo único memorable de la misma. Si los de Marvel han logrado triunfar incluso con algunos superhéroes no tan conocidos para el público general, ya había llegado la hora de que toda una clásica como la princesa Diana de Themyscira tuviera su oportunidad, por lo que la ya muy veterana Wonder Woman (no en vano vió la luz en 1941) es presentada en el film aqui reseñado para toda una nueva generación.

viernes, 9 de junio de 2017

LA MOMIA (2017)

Cuando se estrenó hace 18 años la anterior versión de La Momia (esa de 1999 de Stephen Sommers que muchos aún tendreis en el recuerdo) yo salí decepcionado al verla en el cine porque lo que yo me esperaba (¡iluso de mi!) era un remake (fuera luego mejor o peor) del original, es decir CON TERROR, lo cual brillaba por su ausencia. De todas maneras asumí mi error (y asumí el tipo de película de la que se trataba: aventuras de tono clásico herederas del estilo de Indiana Jones) y con tal estado de ánimo reconozco que su primera secuela, de 2001, la disfruté incluso más que el film inicial.

Aquella franquicia tuvo un tercer episodio que llegó demasiado tarde (siete años después) lo que hacía pensar que la citada saga había acabado, pero ahora la Universal planea resucitar a toda su galería de monstruos en eso que han dado a llamar Dark Universe y de la que este título es el primero de la serie que está por llegar. No resulta muy dificil ver que se trata de un intento de hacer un universo cinematográfico cohesionado como hace (con acierto) la Marvel desde hace casi una década y como está esforzándose la Warner con los superhéroes de DC desde el pasado año.

CAPITÁN CALZONCILLOS, SU PRIMER PELICULÓN

Con un título como Capitán Calzoncillos (más el añadido subtítulo de Su primer peliculón, aunque dejemos claro que tal apelativo no resulta muy certero) esto es la enésima parodia del género de los superhéroes en general y de Superman en particular (hay claros detalles que enseguida nos recordarán al mismo) que está basada en una serie de novelas infantiles que desconocía hasta el presente film (su autor es Dav Pilkey y por este enlace teneis todas las disponibles en las bibliotecas de Barcelona)

Aclaremos, sin tampoco desvelar mucho (aunque tampoco hay tanto) que este singular personaje se basa en un detalle muy clásico, que incluso es mencionado por uno de los protagonistas: si los superhéroes parecen vestir siempre en ropa interior (y de nuevo el primero que se viene a la mente es Superman), ¿porqué no hacer uno que vaya tan solo con ella? Sobre ese citado concepto radica todo el humor presente en esta película (vamos, la típica gracia de "culo, caca, pedo, pis") por lo que a partir de ahi ya se puede deducir el tipo de historia que será para aquellos que, como yo, vayan con poca o ninguna referencia previa.

jueves, 25 de mayo de 2017

40 ANIVERSARIO DE LA GUERRA DE LAS GALAXIAS

40 años nada más y nada menos. Cuatro décadas han pasado desde que George Lucas sorprendiera al mundo con lo que, en realidad, era poco más que un refrito de cánones y clichés de decenas de películas y cuentos anteriores. Aquella idea prestada y actualizada convirtió al director en multimillonario –sobre todo gracias a su acertada estrategia de mercadotecnia basada en productos relacionados con el film– e hizo su saga galáctica aparentemente imperecedera, pues desde entonces ha generado pingües beneficios en la forma de libros, cómics, videojuegos, juguetes y, por supuesto, secuelas, precuelas y spin-offs (un total de siete películas más hasta ahora, y otras cuatro anunciadas). Los personajes, motivos, naves y música de Star Wars forman ya parte de la cultura universal y constituyen prácticamente un culto que, en ocasiones, hay que admitir que raya la exageración.

No fue en 1977, pero sí dos años más tarde (lo que tenía vivir en un pueblo con cines reestreno), cuando La guerra de las galaxias llegó a mi vida para quedarse para siempre, aunque quizá fue El retorno del jedi el que consolidó mi pasión por la franquicia por pillarme en una edad más adulta en la que pude disfrutarla más. Desde entonces no me he perdido ninguna película y puedo decir que, en mayor o menor medida, las he disfrutado todas. El único reproche que tengo que hacerle a su creador son todas esas versiones posteriores de la trilogía clásica con escenas y efectos añadidos, ardid comercial y desvergonzado que no persiguió ningún propósito artístico y sí pecuniario.

Precisamente esta semana se hacían públicas nuevas imágenes de la próxima entrega de Star WarsLos últimos jedi, una sesión de fotos con la habitual Annie Leibovitz, presentando por fin a los nuevos personajes interpretados por Laura Dern y Benicio del Toro. Esperemos que Rian Johnson –un director de filmografía más que interesante hasta ahora– y Kathleen Kennedy no insistan en presentarnos una trilogía-remake de los primeros episodios, como hacen temer algunas imágenes del primer tráiler del Episodio VIII y el visionado de El despertar de la fuerza.







Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...